viernes, 9 de julio de 2010

Raíces aéreas

Algunas de las plantas del interior de mi casa tienen raíces aéreas. Al principio surgen como tímidos brotecillos que, poco a poco, van alargándose. Paracen buscar asidero, trepan por las paredes y se meten entre nuestra ropa (la que colgamos de la percha de la entrada). Cuelgan por el hueco de la escalera como estilizadas formas de una ceguera que no se cansara de indagar.
Podría cortar aquí y allá para no tener que desliárlas cada vez que cojo algo de la percha, pero no lo hago porque las miro y me veo en ellas, yo también busco las substancias que puedan nutrirme y me estiro y me alargo y, a veces, me doy cuenta de que en realidad camino, como ellas, a ciegas.
No puedo cortarlas, no, tengo que aprender de su obstinación, de esa perseverancia que las guía y aunque no encuentren lo qué buscan, no se retraen ni se hacen pequeñas, porfían en lo qué quieren, en lo qué les da la vida y siguen desarrollándose, creciendo en el aire en busca del sueño de su tierra. Verlas así me lo recuerda y para no olvidar mi propia naturaleza, las dejo que crezcan.

6 comentarios:

Juanma dijo...

Y, además, qué aburrido sería todo sin caer entre enredaderas. ¿no?

Pero qué bien escribes...

Besos.

Blimunda dijo...

Juanma, sí sería bastante aburrido, además no surgirían este tipo de reflexiones al verlas avanzar, que envidia...
Tus palabras me animan no sabes cuánto. Gracias y besos.

Tournesol dijo...

Algunas de tus entradas me dejan prendada, en esta se nota tu afición y cariño por la jardinería pero sobre todo tu elocuencia para contarnos tus ideas.
Por cierto, ya sé como se llama mi enredadera, si la que se partió y ahora está brotando con tanta fuerza; es una Bignonia o trompeta china y he leido que se puede plantar con esquejes, así que ya sabes.

Pues eso, amiga enredadera, sigue creciendo y buscando la luz y adhierete a nosotros como hasta ahora.

Saludos.

Blimunda dijo...

Tournesol tú si que me dejas prendada con tus ocurrencias.
Lo que no sé es como te las has arreglado para identificar a la Bignonia,con las ganas que teníamos de saberlo...Yo quiero uno de esos esquejes!!!!como ya te imaginabas.
Besos(estoy deseando de que llegue mañana)

Siete Soles dijo...

Una de las cosas que siempre me han enamorado de ti es tu sensibilidad. Pero sobretodo, como eres capaz por medio de la palabra escrita de llegar a nuestra esencia.
Sigue regalándonos con tus textos.

Besos y más besos.

Blimunda dijo...

Siete Soles,eso de que soy capaz de llegar a la esencia es una expresión muy grande que no me queda bien, es como una XXL para mí que utilizo una 38.
Pero gracias.
Y lo de regalar, tres cuartos de lo mismo pero seguiré escribiendo.
Un beso.

 
Licencia de Creative Commons
Escrito en el agua by Marisa T. Gracia is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License