miércoles, 8 de septiembre de 2010

Gracias por la sed

Gracias por la sed, Señora, gracias por los árboles, gracias por el aire, por la luz y el color, por el agua torrencial de mi sangre.
Gracias por las palabras, gracias por los paisajes, por el amigo y la flor, por las ganas de hacer cosas al despertarme.
Gracias por el mar, gracias por la caricia de los detalles, por las estrellas y el libro, por haberme hecho mujer, por haberme hecho madre.
Gracias por la sed, Señora, gracias por los árboles, por el poder multiplicado de las manos, por la música y la lluvia, porque él todavía me busca para besarme.

14 comentarios:

Dyhego dijo...

Es bueno (y bonito y barato) dar las gracias.
Salu2

Bicefalepena dijo...

Creo haber leído un poema de alguien que te agradecía que te dejaras encontrar para besarte... o me lo han contado...

Blimunda dijo...

Dyhego: además yo creo que es un privilegio. Si damos las gracias es que hemos recibido.
Salud y saludos.

Blimunda dijo...

Bicefalepena: primero darte la bienvenida y luego decirte que yo no lo he leído, ni me lo han contado, he escrito algo así y, a veces, las coincidencias son felices pero en este caso, vaya qué mal que suena esa coincidencia.
Un abrazo.

Nadia dijo...

Blimunda en mi casa vamos a crear tu club de fans.
Un beso.

Blimunda dijo...

Nadia: No había soñado yo nunca con tales clubs, pero GRACIAS, GRACIAS...
Besos guapa.

Tournesol dijo...

Para mi dar las gracias es una satisfacción que me enriquece.

Para Blimunda hacerlo de esta manera tan especial, la enriquece como persona y como escritora.

Mira por donde esta entrada me viene a pelo para darte las gracias por restaurar mi costurero; no porque haya quedado preciosos y casi nuevo, sino por el cariño que has puesto al arreglarlo.

Alfileres, agujas, hilo, besos y sobre todo MUCHAS GRACIAS.

Marisa Peña dijo...

Yo también creo que agradecer, además de ser un recurso literario, es una gran necesidad, y en tu bello texto queda patente.Gratitud y humildad hacen mucha falta en estos tiempos.Un besote guapa

Blimunda dijo...

Tournesol: me siento muy agradecida de contar con tu complicidad y con tu confianza.
Y lo bien que me lo he pasado cosiendo para ti!!!!
Besos cosidos con hilos de colores.

Blimunda dijo...

Marisa: me alegra que incidas en la necesidad de dar las gracias como elemento restaurador. A mí me parece que cuando podemos dar las gracias es porque somos seres muy afortunados y el mundo es más habitable...por ejemplo.
Gracias por venir Marisa, un beso de vuelta.

Siete Soles dijo...

Hola

Como siempre nos dejamos lo mejor para el final. Y el que escribas dando las gracias, por algo cotidiano, lo hace más querido para el que lo recibe.

Gracias a ti por enseñarme a vivir.

Besos y más besos.

Blimunda dijo...

Siete Soles, no sé yo quién ha enseñado a quién.
Un besito.

Clochard dijo...

Viva la belleza, la manera con la que le partes el corazón a este pobre vagamundo. Viva la alegria de la prosa poética de tu corazón, la razón de los giros de tus versos, los latidos con los que espero a la inspiración. Viva Blimunda y el mundo en el que habita semejante grandeza artística. Los verdes de Cantabria te mandan un saludo, un beso, un abrazo, un montón de rimas, un manantial color para el pensamiento.

Gracias por la belleza.

Besos, prosas y versos.

Blimunda dijo...

Clochard, tu aparición es un destello de felicidad.
La belleza la llevas tú en los ojos y en las manos.
Cuida tu corazón.

 
Licencia de Creative Commons
Escrito en el agua by Marisa T. Gracia is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License