miércoles, 6 de octubre de 2010

Sin remedio

Sobre la misma tarta se van sumando las velas y vamos creciendo sin entenderlo. Hace muy poco estaba en un pupitre del colegio y ahora me siento en el patio y no comprendo cómo es que creció tanto el limonero. El tiempo es un vértigo, sin remedio. Me veo ya mismo muy vieja y arrugada echando de menos todo lo que hoy me parece nuevo.

18 comentarios:

Juanma dijo...

¿Es tu cumple? Felicidades, por si acaso.

Vamos creciendo sin comprender, así es.

Besos.

P.S.: ¡¡también yo conocí el mar en mi viaje de octavo!! Yo fui a Benidorm...¿¿¡¡Tú también!!??

Blimunda dijo...

Juanma no es mi cumpleaños, yo los cumplo en Abril pero tengo la espina clavada del tiempo que se me retuerce a todas horas.

Vaya, me he echado a reir porque yo fuí a Benidorm también(tengo testigos) a un hotel que le hacía ofertas especiales a mi colegio, recuerdo incluso el nombre: Hotel Hawai.
Besos, besos.

Juanma dijo...

jajajjaa, yo alucino, alucino, alucino...no recuerdo el nombre de mi hotel. Casi mejor, que ya da miedo.

Total, que yo nací el 20 de abril de 1970. ¿A que damos miedo?

Besos.

Blimunda dijo...

Juanma, menos mal que no nacimos el mismo día, yo cumplo el día dos.
A mí más que miedo me hace mucha gracia. Cuando leí lo del mar a los catorce años pensé que ya coincidir en Benidorm iba a ser mucha coincidencia...En fin que yo también alucino.
Besos.

maile dijo...

FELICIDADES aunque sea con retraso, que yo cumpli tambien en Abril, el 10, y no se lo dije a nadie.

¡¡¡ me encantan los cumpleaños!!! ¿Habra tarta?...

Blimunda dijo...

Maile, ayer si hubo cumpleaños, pero no el mio(hoy tampoco) y debe de ser por eso que me ha venido la imagen ,equivoca, de la tarta.
Pero tranquila que cuando los cumpla(y cumpliré 40)voy a celebrarlo pero BIEN. Con tartón y fiesta y si nos lo proponemos hasta podíais venir. Madre mia, se me acaba de ocurrir pero sería genial tener en mi casa a mis comentaristas!!!!
Un beso (ya notaba yo que parecías Aries)

Tournesol dijo...

El otro día tuvimos una conversación sobre este tema y sobre la forma de llevarlo lo mejor posible.
Yo creo que vas aser una viejecita encantadora, llena de vitalidad, con ese entusiasmo que te caracteriza, que parecerá que tienes por delante todo el tiempo del mundo.
Me apunto a tu fiesta, le puedo decir a María que nos prepere alguan galgería, si es con chocolate mejor.

Besos.

Corso dijo...

Blimunda, el remedio siempre es posible. El remedio es mirar atrás y poder estar, al menos, razonablemente orgulloso de tu biografía. Ver que el tiempo ha pasado en ti y a tu alrededor pero que, como en el caso del buen vino, ha sido para bien.

Que una mixtura de canas y arrugas vaya poblando tu cuerpo poco a poco -en mi caso y a pesar de contar solo veintiseis años, puedo presumir ya de unas cuantas canas- no es más que el resultaldo inevitable del paso del tiempo. Ese sí que no tiene remedio. Pero lo que el espejo dice al mirarse no siempre tiene relación con esas mismas marcas. Cada cual sabe lo que dicta su reflejo.


Como ves, aunque no tan a menudo como quisera, pero sigo pasando por este rincón. Un abrazo escritora!

Blimunda dijo...

Tournesol, parecerá que tengo todo el tiempo del mundo, que tenemos, pero quizás no sea así...

Ya te tenía reservado un sitio y eso, eso que Maria(con acompañante)traiga algunas de sus delicias.
Besos.

Blimunda dijo...

Corso, creo que hay algo del texto que no has comprendido. Sólo me he referido al paso del tiempo como lo que no tiene remedio.

Celebro tu reaparición y ya veo que la diferencia de edad determina nuestras perspectivas.

Un abrazo.

Siete Soles dijo...

Si el tiempo se te pasa de esa forma es porque tu vida está llena. Disfrútala.

Tu hetairo.

Blimunda dijo...

Pero me resisto a la fugacidad del tiempo Siete Soles, aunque intente disfrutar de cada segundo que cae en mis manos...me resisto.

Corso dijo...

Me quito el sombrero y pido disculpas por no haber interpretado bien tus palabras. Me pareció ver entre lineas un tono de derrota que no me gustaba; de ahí mi comentario. Me alegra pues, si no es así.

Un abrazo!

PD: La siguiente entrada se está haciendo de rogar eh?.

Blimunda dijo...

Corso, no es necesario ese gesto ampuloso de sombrero, la hermeneutica nos es consustancial y yo, que tengo la costumbre y el principio de no explicar mis textos(para eso ya están ellos), comprendo que no siempre se me interprete cómo pretendía.

Y respecto a la entrada nueva me ocurre que voy a mi ritmo y sólo publico cuando algo creo que realmente puede merecer la pena.

Reciba mi cordial saludo y quién sabe si no habría algo de derrota en lo qué escribí tratándose del inexorable paso del tiempo.

aniki dijo...

Y mientras piensas en cómo te verás dentro de nada, no ves las flores que ahora mismo, en el presente, crecen a tus pies.

Besosssss.

Blimunda dijo...

Aniki: si hay algo que adoro en esta vida (y adoro muchas cosas) son las flores. No creo que plantearse el paso del tiempo implique necesariamente dejar de apreciar la belleza que nos rodea, aunque puede ocurrir.

Bienvenida y con un abrazo te mando un ramo de mis petunias.

Anna Jorba Ricart dijo...

He paseado por tu blog y hay escritos que me parecen preciosos...
Esta entrada,ciertamente es real...la vida pasa y no te enteras, deprisa,deprisa...empiezas a sentir ausencias...y por eso hay que aprovechar cualquier instante...
Y ya no te digo a mi edad...

Blimunda dijo...

Ana, bienvenida ante todo y perdona el retraso a la hora de contestarte pero es que he tenido problemas con internet.
Me ha sentado muy bien tu comentario, veo que sientes algo parecido y eso me hace mucho bien.

Mi bienvenida otra vez, es una maravilla encontrar personas que se paran a buscar en los archivos y leen entradas que hace tiempo que se publicaron.
Un abrazo.

 
Licencia de Creative Commons
Escrito en el agua by Marisa T. Gracia is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License