jueves, 11 de noviembre de 2010

En las hojas

Miro las aceras y sé que algo mío hay entre tantas hojas amontonadas. Algo hay en los cuerpecillos de amarillo intenso a merced de nuestras pisadas, en sus esqueletos vegetales cubiertos de la sangre ocre que el otoño derrama por las calles.
Miro las aceras y me veo en las hojas...así debo de ser yo por dentro: miles de colores y de formas arremolinadas, sin orden ni concierto, oprimiendo el alma, en silencio.

20 comentarios:

Dyhego dijo...

BLIMUNDA.
Esas hojas revoloteadoras son como las neuronas: se mueven y se mueven creando reflexiones que nos ayudan a vivir.
Salu2 perennefolios

cabopá dijo...

Amontanadas las ideas como las hojas, nos las encontramos.
Y los ojos se fijan en los colores que ordenan los pensamientos...
Sobre las aceras transitadas de silencios que tiene el alma.
Tu texto me ha inspirado este repente.
Besicos.

Dilaida dijo...

Una forma muy bella y muy poética de hablar de la amplia gama de colores que nos regala esta estación.
Los árboles tiran sus ropas viejas y al contrario que el mundo animal, se preparan para pasar el frío invierno desnudos, y así sin sus ropas purificaran su cuerpo para volver a revestirse con más fuerza en primavera.
Bicos

Blimunda dijo...

Dyhego, sí eso mismo que tú especificas quería yo decir.

Particularmente a mí el paisaje me afecta mucho y esta bestialidad de hojas de otoño se me meten muy adentro.

Le devuelvo saludos del mismo tipo y un abrazo.

Blimunda dijo...

Cabopá: me alegro muchísimo que algo que yo escriba pueda inspirar a alguien.
Besos y que continuen tus repentes

Blimunda dijo...

Dilaida, es verdad que los árboles pasan el invierno desnudos...ese reposo biológico siempre me ha fascinado. Cuanto tenemos que aprender de la naturaleza.

Besos guapa

mariajesusparadela dijo...

Pues, sí. Fractales de nuestro propio mundo.

Anna Jorba Ricart dijo...

Menos mal que estas hojas como nuestras cosas internas, representan la renovación, desprenderse de lo que no sirve, para brotar con más fuerza...
Esa idea de renovación me encanta...
Un saludo....
A ver si vienes a vermi rincon
Un saludo.

Blimunda dijo...

Maria jesús, pensaba yo que eran cosas mias pero ya veo que no, que más de uno y de una siente algo parecido, lo cual me alegra.

Blimunda dijo...

Anna, he pasado por tu rincón y veo que estás tocada. Te deseo mejoría de verdad
Y respecto a las hojas para mí son algo más que renovación.

Cuídate mucho.

Clochard dijo...

Querida Blimunda:

Tú, por dentro debes ser un diccionario de metáforas, un volumen de cuentos, el relato de la finalidad de la poesia; la musicalidad de los versos enlazados por la consecución de la prosa. Tú, por dentro debes ser la mejor celebración para un ramo de rosas.

Besos, prosas y versos.

Blimunda dijo...

Clochard: te agradezco de corazón tu intención pero yo por dentro no soy más que un remolino de hojas secas, mustias y descontroladas...por lo menos hoy.

No sé si me merezco tanta generosidad pero también te quiero mucho.

Juanma dijo...

Sencillamente genial esta comparación con las hojas. Ay, acaso también estamos, en tantos momentos, a merced de las pisadas. Indefensos y supervivientes.

Besos.

(llego tarde, pero llego, ¿eh?)

Blimunda dijo...

Gracias Juanma pero la genialidad está directamente en las calles, todavía en los árboles, por el suelo toda esa belleza y yo sólo paso, y miro y me quedo como tonta...

Sé que estás ahí leyéndome, así que aparece cuando puedas y quieras.

(Estoy leyendo "Nada del otro mundo" de Antonio M M. Te lo recomiendo encarecidamente)

Tournesol dijo...

Algo de estas hojas debe de estar dentro de ti, pues así es como lo sientes. Pero este girasol te ha visto en muchas ocasiones llena de vida y de brotes de un color precioso, el color de la fuerza y de las ganas de vivir.
Hasta pronto filósofa, y un beso grande.

Blimunda dijo...

Sí, Tournesol, lo tengo todo mezclado y no voy a explicar cómo, ya sabes que eso no me gusta nada.

Besos anaranjados y de todas las gamas ilimitadas de los ocres.

Marisa Peña dijo...

Yo también miro las hojas, y me siento últimamente como ellas...lo malo es que sólo veo las que están pisadas, mustias y desvaídas, en fin...ya llegará el milagro de la primavera.Un beso preciosa

Blimunda dijo...

Marisa: con tus comentarios me siento como si me mirara en un espejo. Y eso es mucho para mí.

La primavera me gusta pero el otoño es tan misterioso...es morir por y a traves de la belleza.

Me gusta que vengas.

Besos y versos.

Anónimo dijo...

Marisilla,he intentado agregarme como seguidora pero hoy no soy capaz(la página no me deja)...y aunque sea como anónima he querido decirte que ya puedo volver a leerte y que desde hoy te seguiré también aquí...el texto como siempre..hermoso y lleno de un trocito de tí.bsosssss.
Cris.

Blimunda dijo...

Ay Anónima Cris,cómo me alegra verte por aquí.
Gracias y besos.

 
Licencia de Creative Commons
Escrito en el agua by Marisa T. Gracia is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License