viernes, 27 de mayo de 2011

Amapolas en los labios

Amapolas táctiles acuden
cuando me pinto los labios
y como hace con las semillas el viento
yo por tu cuello las esparzo,
por tu cuello y por tu torso:
alto, fiero, amurallado.
Mientras, tú calibras el deseo
con los dedos, muy despacio
y por un momento cierras los ojos
para contener todas las hojas del árbol,
cuando el viento soy yo misma
y en mi pelo hundes las manos,
cuando ya todo tu cuerpo
es ancho como el campo
salpicado de las amapolas
que sobre tu piel
van sembrando mis labios.

10 comentarios:

Tournesol dijo...

¿Cómo se puede ser tan torpe? ya te contaré lo que ocurría, lo curioso es que con tantas ganas como tenía de leerte no se me haya ocurrido decirte antes lo de (que perrota estas que no escribes). Sabes creo que estos días pasados he gastado tantas energías con “esta gente” que me ha quedado la sensación de vacío; menos mal que ahora al encontrarte de nuevo un conjunto de sensaciones positivas han regresado, la emoción con” Quizás, madre” , la paz con” Qué gusto”, la complicidad en “Manos de hombre y corazón de árbol”. Qué fastidio no haber podido comentar en “Vosotros” pues me siento parte de tu blog desde el mismo momento en que soñaste con el, de todas formas pienso que más vale tarde que nunca y por eso te digo que ha sido un placer durante este año tener a Blimunda y sus palabras tan cerca, pero sobre todo ha sido una satisfacción tener a Marisa pues, como dice un conocido nuestro, eso si que te enriquece como persona. Ah! que yo también te quiero mucho” querida hermana pequeña”.

Blimunda dijo...

Querida azucena amarilla:
Te he echado mucho de menos,ya creía que tendría que regalarte un ordenador nuevo para que volvieras.
Pensé en ti cuando escribía sobre mi madre, cuando hablaba de los colores, al día siguiente de las elecciones y claro, cuando me refería a VOSOTROS, porque en ese espacio tú ocupas un gran lugar.
Gracias a ti por venir hermana mayor y espero que la brigada especial de busca y captura del facebook no te haya localizado aún.

Besos sin información.
(¿Y las amapolas? No hemos hablado de ellas)

Clochard dijo...

Querida Blimunda:

Hermosas amapolas en los labios a los que les dedico un comentario y parte del salario del vientecillo solidario con el que se alimenta mi corazón. A condición de que desalojes tus armarios de la tempestad acontacida con los pasados agravios que atentan contra la razón. No puede ser más bello tu poemario escrito de un plumazo por los dichosos abecedarios de tu punta de carbón. Gracias por los versos que nos ayudan a respirar y a que no se duerma la pasión.

Besos, prosas y versos.

Blimunda dijo...

Querido Clochard:

Es una verdadera pena que para saborear trocitos de tu prosa poética tengamos que conformarnos con tus comentarios, a falta de blog.

Gracias a ti que eres todo corazón.

Besos y versos.

Siete Soles dijo...

Como no leerte, si en tu esencia esta lo que escribes. Regalo de dioses tu prosa, sabor de fuego tus versos.

Me gusta mucho pasar por aquí.

Tournesol dijo...

Qué te digo de "Amapolas en los labios"?que es precioso, me quedaría corta, es uno de tus entradas poéticas más bonita.
-Amapolas táctiles.
-yo por tu cuello las esparzo.
-calibras el deseo con los dedos.
-Salpicado de amapolas que sobre tu piel van sembrando mis labios.
Todo en conjunto me ha parecido precioso pero estas partes son realmente geniales.
¿se me notará mucho que te admiro?,
puesss, si que lo sepan todos.
Un abrazo.

Blimunda dijo...

Siete Soles; a ver cómo te lo digo...
No, creo que no te lo voy a decir aquí. Mejor te busco por la casa.

Blimunda dijo...

Tournesol, me dejas volando dentro de una burbuja.
Me alegro que te guste a ti y ya sabes que la admiración es mutua.

Gracias corazón.

Anónimo dijo...

Insinuante, bello, etéreo... Creo que volveré a por más.

Piedad

Blimunda dijo...

Agradezco tu comentario de corazón, Piedad.
Cuando se han pasado años escribiendo para un cajón que te digan estas cosas...resulta tan raro.

Ven cuando quieras, aquí tienes una playa.
Bienvenida.

 
Licencia de Creative Commons
Escrito en el agua by Marisa T. Gracia is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License