jueves, 2 de junio de 2011

Del interior no me saques

Del interior no me saques
porque es ahí dónde me quemo
y con la llama respiro
como necesita de su aire el fuego.

10 comentarios:

Dyhego dijo...

BLIMUNDA:
El fuego da mucho de sí.
Salu2.

Siete Soles dijo...

Que gustito quemarme en tu fuego.

Clochard. dijo...

Estimada Blimunda:

En esas cavernas interiores del alma dialogan las caricias llegando al divino entendimiento de los pormenores de la paz, a los susurros de los que dan fe los oidos de la noche mientras todo calla como contemplando esa pira maravillosa que se resiste a dejar de arder. Así debe ser el fuego al que te refieres.

Besos, prosas y versos.

Blimunda dijo...

Dyhego, si que da juego, es una excelente imagen de algunos estados, interiores en mi caso.
Un abrazo.

Blimunda dijo...

Creo ,Siete Soles, que no es ese el fuego al que me refería.
Pero te agradezco que vengas, MUCHO.

Blimunda dijo...

Pues no exactamente, Clochard, no exactamente. Te has acercado mucho pero llega un punto en el que te desvias.
Y yo, claro, ya sabes que no lo voy a explicar.
Pero qué bien que escribes...

Tournesol dijo...

Qué a gusto y calentito se debe de estar en ese “tu interior”, espero que siempre encuentres ese cobijo y que ninguna llama descontrolada pueda nunca dañarte.
Hasta luego emisaria de flores amarillas y gracias por todo Marisilla.

Blimunda dijo...

Amarilla Tournesol, no te creas que en ese interior se está siempre agusto, ni caliente, ni bien...aunque, agradezco tus buenos deseos azucena.

lolo dijo...

Llevo días sin venir, Blimunda. Felicidades por tu cumple-blog; cogí lo que quedaba de tarta de tu nevera y al soplar la vela desee para ti mucha poesía. Luego pensé que las amapolas te favorecen y mas tarde se me ocurrió que, tal vez, debas salir un poco.

Hoy te mando un beso por poner tu delicadeza valiente en mi pantalla. Gracias, Blimunda.
Lolo

Blimunda dijo...

No te preocupes Lolo, el blog es así y cada cual va y viene cuando puede y cuando quiere.
Me alegra que hayas cogido el trozo de tarta que te había guardado. Me ha hecho mucha ilusión tu deseo de poesía.
Seguro que cuando te pintas los labios te ocurren, también a ti, amapolas.
Saldré, sí, pero sin que me saquen.

Te doy un beso, corazón.

 
Licencia de Creative Commons
Escrito en el agua by Marisa T. Gracia is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License