miércoles, 25 de enero de 2012

De la elegancia de la cala

Para escribir sobre la elegancia de la cala basta con mirarla, para sentirse cautivado por su talle, largo y curvado como si bailara.
Sobre la mesa del salón es como música verde de serenas hojas levemente onduladas, por una especie de imagen soñada.
Me siento su huésped en mi propia casa, tal es su dominio al tocar el aire, tal es la altivez con la que se va consumiendo en la transparencia del agua... sin reproches, solo distinción y dignidad en las hojas lanceoladas de la cala.

12 comentarios:

Alicia María Abatilli dijo...

Coincido contigo, su elegancia no tiene igual, habla su belleza.
He logrado un buen retrato de ella. Si quieres te lo envío.
Un beso.
Alicia

tournesol dijo...

Blimunda, ya sabes que las flores son mi delirio, de todas formas y maneras, pero estoy contigo en lo de que la cala luce majestuosa .

Mi sobrinita Lucia, al ver las calas de mi jardin, las comparó a un grupo de patitos que seguian a su mama pata. Ya ves las flores nos inspiran a todos, grandes o pequeños.
un beso grandote.

Dyhego dijo...

No sabía que tal flor se llamara "cala". Soy elegantes.
Saludos.

Blimunda dijo...

Alicia, me encantaría ver esa fotografía.
Siempre me alegra coincidir contigo.
Un beso.

Blimunda dijo...

Tournesol, creo que la comparación de Lucia es trenda e inigualable, a ver quién es el bonico que la supera.
He puesto unas hojas de cala en la mesa del salón, antes de que se hielen fuera, y no me canso de mirarlas...Ya me va apeteciendo liarme con los arriates, sé que tú me entiendes.
Gracias por venir.
Un beso, flor.

Blimunda dijo...

No sé si estamos pensando en la misma planta, Dyhego, debe de ser que sí cuando coincides en que es muy elegante.
Un abrazo casi primaveral.
(¿Sabes que la bouganvilla no sólo no se murió, sino que ha tenido flores todo el invierno...?)

Dyhego dijo...

Blimunda:
Al principio creí que hablabas de alguna "cala"(pequeña bahía) pero, evidentemente, me di cuenta de que era una planta. Fui al google imágenes y ví dé qué se trataba. De ésas también tengo.
Me alegra saber que la buganvilla sigue creciendo. Mi algarrobo se secó definitivamente y todavía me pregunto por qué.
En fin, saludos arbóreos.

Blimunda dijo...

Dyhego, debe de ser muy triste ver como un árbol ,que tú has cuidado, se muere, pero hiciste todo lo que pudiste y quizas se transformó en flor o en pájaro y sigue contigo, de otra forma.

Siete Soles dijo...

Ni cerrar los hojos necesito, aquí en el hotel, para sentirme en casa con tus palabras.

Blimunda dijo...

No son mis palabras, Siete Soles, es el encanto de la cala que ha conseguido llegar dónde no llegan mis manos.

Portal De Mis Desvelos dijo...

Preciosas letras, Un placer conocerte y seguirte,

Blimunda dijo...

El placer también es mío, Portal.
Cuando quieras aquí estaré.

Bienvenido y un saludo.

 
Licencia de Creative Commons
Escrito en el agua by Marisa T. Gracia is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License