lunes, 5 de marzo de 2012

Compasión

Cuando la sierra eléctrica apunta a cada uno de sus brazos, yo cierro los ojos y aprieto los dientes como si la compasión en mí fuera de madera y me llevara hasta su poderoso tronco y no pudiera soltarlo, como si me abrazara con el anhelo al mismo anhelo que siente el árbol y volvieran a brotar los dibujos y los sueños de las ramas y las hojas, por el aire.

4 comentarios:

Alicia María Abatilli dijo...

Lamento del árbol y de aquel que debe talarlo, ambos sufren, todo el universo lo hace.

Dyhego dijo...

Blimunda:
Pero a veces es necesario.
Saludos.

Blimunda dijo...

Me ha encantado, Alicia, como has plasmado lo que yo quería decir mucho mejor que yo con ese "todo el universo lo hace".
Gracias, corazón.

Blimunda dijo...

Sí, Dyhego, ya lo sé pero ya me conoces...veo una sierra y me descompongo. Espero que a ellos les ayude a seguir viviendo.
Saludos.

 
Licencia de Creative Commons
Escrito en el agua by Marisa T. Gracia is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License