jueves, 14 de febrero de 2013

El sueño de una ortiga

Hoy quiero ser como la mimosa en tus días de invierno, que florece cuando todavía sobre los campos amanece el hielo y es toda corazón de color y abriga con solo mirarla.
Pero solo soy una ortiga soñando a ras de suelo, un espíritu con espinas que alberga un sueño, ser como la mimosa en tus días de invierno.

6 comentarios:

Dyhego dijo...

Blimunda:
¡De alguna forma hay que defenderse! Exponer los sentimientos a cualquiera es peligroso.
Salu2.

Clochard. dijo...

Querida Blimunda:

Hoy es un buen día para serlo, hoy es otra ocasión para florecer, para dejarse mirar y atemperar confortablemente los silencios del amor. Hoy es un buen día para que esa ortiga se convierta en mimosa por devoción al invierno, por retar a los presupuestos de la magia.

Besos, prosas y versos.

Blimunda dijo...

Dyhego, no se trata de cualquiera y sé de sobra que me sobran espinas.
Un abrazo.

Blimunda dijo...

Hoy Clochard y cada día, cada minuto, cada segundo.
Gracias por mencionar a la magia.
Mil besos.

lolo dijo...

Una ortiga también yo.
Y la mimosa espera.

Blimunda dijo...

Pero algunas veces florecemos...lolo, algunas veces corazón de mimosa.

 
Licencia de Creative Commons
Escrito en el agua by Marisa T. Gracia is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License