miércoles, 29 de mayo de 2013

Deseo a media tarde

Mientras razona el rosal y el mínimo común múltiplo queda recogido en un cuaderno.
Mientras se ensimisma la buganvilla en su magenta y ronronea la gata y los logaritmos se dejan hallar por la concentración y el esfuerzo.
Mientras no se escucha otra cosa en la casa que el roce de las páginas, la goma de borrar, algún pajarillo a lo lejos...yo voy tronchando las judías para la cena, una a una, como si partiera el silencio.
 Y entonces, como la Dickinson, le abro las puertas de todo lo que soy a un deseo, mientras los lápices murmuran y ya comienza a hervir el agua en el fuego... que me dejen para siempre en este, mi reino.

8 comentarios:

Dyhego dijo...

Mundo apacible, sosegado, con sus pequeñas alegrías: un mudo a tu medida.
Salu2, Blimunda.

Clochard. dijo...

Me parece un deseo a la altura de la calma de la que tanto se beneficia la poesía, desde luego: ese castillo con el que José Luis Sampedro comparaba a su casa, sin llegar a ser la odiosa torre de Marfil que tan de la mano del aislamiento se nos presenta y que nada tiene que ver con el plácido sueño del reptil al que me refiero. Se entrevé en estos versos también el deseo de que esos mínimo común multiplo y logaritmos, esas infancia y adolescencia a las que cuidas, alcancen a resolver la ecuación de la felicidad. Yo también lo deseo.

Besos, prosas y versos.

Blimunda dijo...

Así es Dhyego, al menos es lo que intento cada día.

Un beso y cuídese

Blimunda dijo...

Esa ecuación es la más difícil, Clochard, o quizas tan sencilla...

Y qué bien que me lees!!!!!!!!

Besos y buenos deseos.

amoristad dijo...

¡Ah,momentos de paz interior...!Cada uno en su planeta pero,formando parte de un todo...Un abrazo de sosiego!!

tournesol dijo...

El Sueño de "La Lagartija" es realmente tu reino.
Reino que te inspira y te llena de cotidianidad para que tu lo trasformes en versos.

Hoy unos besos cargados de narcisos amarillos y de una sencilla admiración.

Blimunda dijo...

Me ha llegado tu abrazo, amoristad. Te lo devuelvo.
Gracias y un beso.

Blimunda dijo...

Sé Tournesol que me lo dices de verdad y eso es algo... muy especial para mí.
Besos y rosas (también amarillas que tengo un montón y no sé de dónde han salido, la verdad)

 
Licencia de Creative Commons
Escrito en el agua by Marisa T. Gracia is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License