martes, 16 de julio de 2013

El verso pesa en la mano

El verso pesa en la mano
como pesa un planeta
quema más allá de la piel
sin llama, con otra fuerza
duele en el corazón que va llenándose de piedras
guarda para el alma sus tijeras
el verso aún sin cuerpo
preso, enloquecido sin sus letras.

4 comentarios:

Dyhego dijo...

Ese verso que quiere nacer, esa tremenda energía que busca su forma para mostrarse.
Salu2, Blimunda. Y feliz verano.

Blimunda dijo...

Así es Dyhego, pero cuando lo consigue es maravilloso.
Buen verano también para ti, te deseo mar y estrellas y todo lo que te guste.
Salud.

John Charles Clochard. dijo...

Ese verso que se va cociendo a fuego lento, que se insinúa y no termina de proclamarse, que se acerca pero no se atreve a manifestarse por completo, hasta que hay algo, un mínimo gesto, un rasgo que para el común de los mortales pasa desapercibido excepto para las poetisas, y ahí aparecen los pulsos que llevan de la mano a la punta de tu lápiz para escribirlo. Blimunda, con que poquito alcanzas la belleza.

Besos, prosas y versos.

Blimunda dijo...

Querido John Charles Clochard(como me ha gustado tu nombre...)con tu comentario ya tengo felicidad para unos cuantos días.
Gracias corazón.

 
Licencia de Creative Commons
Escrito en el agua by Marisa T. Gracia is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License